martes, 6 de septiembre de 2016

Visión geopolítica de China

La potencia imparable en la que se ha convertido la República Popular China es analizada en esta edición de Visión Geopolítica que, conducida por el analista geopolítico Pedro Baños, ha contado con la participación de los expertos Ana Fuentes, Mario Estaban, Shaun Riordian, Javier Gil y David Cano. Ver este programa en Tendencias21: http://www.tendencias21.net/China-gig...




martes, 8 de diciembre de 2015

La próxima III Guerra Mundial: escenario de la invasión a Europa y el desastre nuclear

De acuerdo con el análisis del geólogo y estudioso de las Sagradas Escrituras, Antonio Yagüe, a mediados del año 2016 se desencadenaría un gran conflicto internacional con la invasión a Europa por parte de Rusia y la destrucción de ciudades producto del ataque nuclear. Se trata de hipótesis y escenarios posibles y probables que conviene considerar.

Mostramos a continuación tres videos relativos al tema que, desde nuestra perspectiva, nos ayudan a entender -desde una perspectiva Bíblica y la Astronomía Sagrada- lo que podría ser la reconfiguración del orden geopolítico global actual:








martes, 11 de marzo de 2014

Guerras civiles en Ucrania, Irak y Venezuela (no olvidar Syria)

Por Federico Müggenburg
Director del Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPOS)
Twitter: @CEPOS1

Las guerras civiles pueden ser declaradas o de hecho. Casi nadie se atreve a formalizar que sean declaradas, pero de hecho lo son. Este es el caso de Ucrania, Irak y Venezuela. Se podría hablar de otros casos semejantes como empiezan a serlo en Nicaragua, Chile y Honduras. Ya lo fueron desde hace más tiempo en Grecia, España y la misma Italia.
     Todo parece ser la repetición de la teoría de que para evitar una Guerra Mundial, se pueden tener guerras locales controladas, como ocurrió durante la Guerra Fría. En todas ellas, las globales y las controladas, independientemente del tamaño, se usan armas y municiones que alguien fabrica y luego vende o regala, en realidad, con pagos a largo plazo, que de todas maneras se cobran. Mucho más remotas son las guerras o guerrillas controladas como en los países musulmanes, que se remontan finalmente a la guerrilla de mayo de 68, ocurrida sólo en el barrio latino de Paris.

Leer más aquí.


viernes, 24 de enero de 2014

¿Se reunifica la extinta Unión Soviética? ¿Y qué con Ucrania?

Por Jaime Duarte Mtz.
Twitter: @JaimeDuarte

En julio de 2011, el entonces primer ministro Vladimir Putin anunció que en 2012 Rusia, Bielorusia y Kazajistán firmarían una declaración que crearía la la "Unión Eurasiática", y que iniciaría su actividad en 2013.

El anuncio es, sin duda, relevante, en función del incesante avance de Estados Unidos (EEUU), su más importante rival geopolítico, en territorio eurasiático (Medio Oriente) y su manifiesto interés de invadir Irán, previo control de Siria.

Si bien se pretende que dicha "Unión Euroasiática" pretende suplir la "Unión Aduanera" mediante la creación e un espacio económico común, en términos de real politik esta alianza dará paso a un "pacto" militar que robustezca el otrora poder bélico de la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

En esa dirección, la adhesión de más naciones -antiguas repúblicas soviéticas- a dicha iniciativa representa un nuevo desafío a Washington que ve así con preocupación la pretensión de Rusia -ya con Putin de vuelta al poder- de restaurar su poder global.

Veremos si la conformación de la "Unión" logra el consenso suficiente este 2014 para superar resentimientos y divisiones en la región, así como la capacidad de los Estados para resolver revueltas internas con potencial desestabilizador, como acontece hoy en Ucrania (donde no se descarta que la CIA esté detrás de las manifestaciones violentas, a fin de mantener su relación con la Unión Europea, y no con la Unión Eurasiática).

Mientras dicha relación se construye, la "triple alianza eurasiática" Rusia-China-Irán se robustece y lanza un guiño interesante en Europa al aliado natural de EEUU de la posguerra: Francia, y otro viso de renovada concordia con una potencia nuclear en el Sur de Asia: India.

Estaremos al pendiente.






domingo, 6 de enero de 2013

The New Great Game in Central Asia

Alexander Cooley


Managing Editor Jonathan Tepperman interviews author Alexander Cooley on the geopolitical role of Central Asia, and how outside powers--Russia, China, and the United States--are competing for influence in the region, as the British and Russian empires did a century ago.






Fuente: Foreign Affairs website:

Article by Alexander Cooley:

martes, 4 de diciembre de 2012

Acciones de la Comisión Trilateral engullen a Comex

por Federico Müggenburg, 
Director del Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPOS)

El pasado 13 de octubre fue anunciado con grandes titulares que la poderosa multinacional de pinturas Sherwin Williams compró a la empresa mexicana Comex, por la cantidad de 2 mil 340 millones de dólares. Para muchos, esta operación es una más de las tantas que ocurren día con día. Sin embargo es claro cómo se sigue haciendo realidad el proyecto anunciado por Rockefeller y Brzezinski cuando en octubre del año 1973 hicieron nacer a la llamada Comisión Trilateral, para que se encargara de administrar el proceso planteado en el Primer Foro de Davos, de enero de 1971, en donde Brzezinzki anunció que, para el año 2001 alrededor de trescientas multinacionales controlarían el comercio mundial. Que a esto se llegaría en dos etapas: En la 1ª. Se formarían las tres grandes regiones geográficas en América, con Estados Unidos y Canadá a la que luego se adhirió México; en Europa, en aquel tiempo integrada por doce naciones y en Asia, en su origen sólo representada por Japón. Y la 2ª. Cuándo y cómo se iniciarían los mecanismos de “acoplamiento”, que hoy se llaman megafusiones de las multinacionales.

Continua en

viernes, 14 de septiembre de 2012

Ola de malestar islámico contra EUA impulsa nuevo ataque militar en Medio Oriente

Por Jaime Duarte Mtz., investigador sociopolítico y consultor en Imagen Pública

Con la muerte del embajador de Estados Unidos, Chris Stevens y de cuatro empleados de la representación consular de Bengazi, en Libia, a manos de una turba islámica, el pasado martes 11 de septiembre (en el XI aniversario del ataque a las Torres Gemelas), se inicia una fase más en el plan de expansión de Washington en la región, cuyo objetivo geoestratégico contempla la caída del régimen sirio de Bashar Al Assad -vía golpe de Estado- y la invasión subsecuente a Irán. El acceso a importantes fuentes petroleras es la misión final.

La nueva ola de protestas en Yemen, Egipto, Sudán, Beirut, Túnez y Jerusalén en la presente semana -algunas violentas, con fallecidos, y otras pacíficas frente a representaciones diplomáticas, motivadas estas por la aparición de un video llamado "La inocencia de los musulmanes", producido en EUA donde se hace mofa del profeta Mahoma- enciende los ánimos árabes nuevamente y detona una espiral de violencia en la región que podría no tener fin.

Sin embargo, ante la posibilidad de que el ataque a las Torres Gemelas de Nueva York en 2001 hubiese sido premeditado -es decir, diseñado y operado por la administración Bush para justificar su intervención en Afganistán y posteriormente en Irak- la producción y difusión por Youtube del video antiislámico y "blasfemo" (cuyo director fílmico es Nakoula Basseley Nakoula) podría ser parte de una estrategia publicitaria para exacerbar aún más el odio antiestadounidense en Medio Oriente.

Agréguese al caso que la mencionada cinta contra Mahoma tiene el apoyo del pastor Terry Jones, que este año quemó ejemplares, públicamente, del Corán. Y también, sume usted el descontento musulmán provocado en Pakistán, en las últimas semanas, por la supuesta quema de algunas páginas de ese libro sagrado por parte de Mishra, una adolescente cristiana de 14 años afectada de sus facultades mentales (y a quien finalmente se exoneró tras descubrirse que el imán la había acusado falsamente con objeto de expulsar del vecindario a las comunidades cristianas).

De este modo, dicho malestar islámico contra los "infieles" evoca, bajo mi consideración, dos escenarios indeseables: 1. la radicalización del fundamentalismo árabe que realizaría ataques terroristas contra cualquier blanco Occidental (como mayor represión a las minorías cristianas), y 2. servir de pretexto para la justificación del uso de la fuerza de EUA y Gran Bretaña contra países hostiles, como medidas preventivas, y la ulterior invasión norteamericana a Siria.

Por ahora, Barack Obama ha declarado que se "hará justicia" por la muerte del diplomático estadounidense, "razón" por la cual ordenó el despliegue de aviones no tripulados para perseguir a los culpables, y el envío a Libia de dos destructores con misiles.

Si aún existiera la duda acerca del proyecto geopolítico de Estados Unidos en la región, iniciado por George Bush padre y continuado hasta hoy por Obama, bien vale la pena recordar las declaraciones del ex general de Estados Unidos y Comandante Supremo de la OTAN durante la guerra de Kosovo, Wesley Clark, quien aseguró, tras el 11 de septiembre de 2001, la existencia de un plan de EUA para invadir 7 países, entre estos ¡Libia e Irán!



Véase también en: http://www.youtube.com/watch?v=_gHkO0BMlM4

lunes, 20 de agosto de 2012

Henry Kissinger, "padre de la cultura de la muerte"

por Federico Müggenburg
Director del Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPOS)


El Congreso Norteamericano, aprobó el “Informe Kissinger”, cuyo título fue, “Implicaciones del Crecimiento Poblacional Mundial para la Seguridad de Estados Unidos e Intereses de Ultramar”, fechado el 24 de abril de 1974. Su plan de acción se puso en marcha a partir de la Conferencia Mundial de Población, organizada por la ONU en agosto del mismo año en Bucarest, a pesar de haber sido señalado como “imperialismo demográfico” o “imperialismo contraceptivo”. A partir de 1975 se pusieron en marcha sus objetivos estratégicos: 1.- Presentar las políticas de control de la natalidad como derechos del individuo o de la pareja. 2.- Cambiar los preceptos religiosos y culturales de los pueblos, que son los que hacen inviables dichas políticas y 3.- Encargar las políticas de implantación a los naturales de los países en cuestión, previamente reclutados en los países del Norte.

Así se aseguraron abundantes recursos económicos de gobiernos “afectados” y fundaciones privadas, más el empuje de instituciones multinacionales como la recién creada “Comisión Trilateral”, ideada por Brzezinski y patrocinada por David Rockefeller en octubre de 1973, que postulara “su esperanza en que los gobiernos pondrán las necesidades de interdependencia por encima de los mezquinos intereses nacionales o regionales”. Otros de sus integrantes señalaron: Edmond Rothschild: “La estructura que debe desaparecer es la nación”; Robert Garner: “Es preciso crear instituciones adaptadas para cada asunto y de reclutamiento muy seleccionado, con el objeto de tratar caso por caso y corroer trozo a trozo, las soberanías nacionales”; David Rockefeller: “De lo que se trata es de sustituir los gobiernos nacionales por la soberanía de una élite de técnicos y financieros mundiales”. Entidades como el Aspen Institute y el Club de Roma, inmediatamente sintonizaron sus proyectos con los de la Comisión Trilateral.

Continúa en: 
http://www.cepos.org.mx/nuestros-servicios/reflexion-semanal/ano-2012/kissinger-es-padre-de-la-cultura-de-la-muerte/

Fuente: www.cepos.org.mx

miércoles, 4 de julio de 2012

No ataquen a Irán: Brzezinski

Reproduzco un interesante comentario editorial del ex Consejero Nacional de Seguridad de James Carter, Zbigniew K. Brzezinski, del 15 de mayo de 2006, donde expone 4 razones para "rechazar un ataque militar a Irán" por parte de Estados Unidos. 


El artículo adquiere importancia hoy por tres motivos: a) Porque Brzezinski es mentor de Barack Obama en temas de política internacional; b) porque el experto considera aún a Eurasia como el centro de la contienda mundial, y c) porque crece cada vez más la tensión en Medio Oriente, ante la posibilidad de una incursión bélica en Siria como parte de la estrategia estadounidense de expandir su presencia en la región y controlar la parte suroeste de Eurasia, al tener como meta final Irán.



Por Zbigniew K. Brzezinski

El anuncio iraní de una reanudación de su programa de enriquecimiento de uranio ha provocado una oleada de reacciones a favor de ataques aéreos preventivos urgentes por parte de los mismos que habían apoyado la guerra en Irak. Si hubiera un nuevo ataque terrorista contra los Estados Unidos, veríamos aparecer las acusaciones contra Irán a fin de atizar la histeria colectiva contra Teherán. Sin embargo, existen cuatro razones que deberían llevarnos a rechazar un ataque militar a Irán, a saber:
  • En ausencia de pruebas de amenazas inminentes, el ataque sería un acto de guerra unilateral que haría de Estados Unidos, y de Israel en caso de complicidad de su parte, un fuera de la ley internacional. Por otra parte, si este ataque se realizara sin acuerdo previo del Congreso, la Casa Blanca sería culpable de un acto anticonstitucional que justificaría una medida de impeachment.
  • La reacción iraní aumentaría las dificultades que tenemos en Irak y Afganistán. El Hezbolah retomaría la lucha armada y el conflicto contra un país de más de 70 millones de habitantes podría durar una década.
  • El precio del barril de petróleo podría aumentar de forma vertiginosa, minando el crecimiento mundial y provocando una ola de descontento contra Estados Unidos.
  • Estados Unidos sería aún más afectado por el terrorismo y se vería aún más aislado en la arena internacional. La era de la preponderancia estadounidense tendría un final prematuro. Las experiencias vietnamita e iraquí demuestran que Estados Unidos, a pesar de su poderío, no puede vencer una resistencia nacional.

 La agresividad de la que damos pruebas reúne el nacionalismo iraní y el fundamentalismo chiíta y fortalece el apoyo a Mahmud Ahmadineyad. Nuestra actitud estimula la intransigencia iraní. La negativa de Estados Unidos a negociar directamente, el financiamiento a la desestabilización de Irán y los rumores de envío de fuerzas especiales al territorio iraní no son acciones pertinentes. La administración Bush debe repensar su estrategia poniendo en primer lugar los intereses estadounidenses. Es la prevención y no los ataques preventivos lo que hay que implementar. Hay que impedir que Irán fabrique la bomba, pero el mejor método es la negociación y la disminución de las tensiones. Debemos tratar de hacer del Medio Oriente una zona desnuclearizada.

Fuente: International Herald Tribune (Francia), tomado de Red Voltaire, en: http://www.voltairenet.org/No-ataquen-a-Iran